ÚLTIMA HORA

La compra venta de viviendas, mejor en manos de profesionales

Canarias Noticias - 17/10/2022

Nunca me había preocupado por el mercado inmobiliario ni por nada que estuviera relacionado con la compra venta de viviendas.

Sí, podía haber estado, quizás, más atento a lo que se supone que es adquirir una vivienda cuando adquirí la mía propia, pero en aquel momento todo fue relativamente fácil y lo consideré un trámite más que tuvo como conclusión, tener casa propia.

Sin embargo, hace muy poquito tiempo, en nuestra familia se produjo un hecho que cambió mi perspectiva sobre todo lo anterior.

Una de mis cuñadas, y su marido, decidieron separarse e iniciaron el proceso del correspondiente divorcio. Dos personas muy queridas por mí que, dadas las circunstancias que se dieron, hacían muy difícil que se pudieran poner de acuerdo para separar sus bienes adquiridos de forma ganancial.

Dado el cariz que tomaba la situación, los dos buscaron asesorarse y mi cuñada buscó mi opinión, entre otras, para que le indicara lo que debía o no debía hacer. Un día en casa hizo esta consulta… ¿cuánto me tiene que dar por el piso mi ex?

No pude ayudarla mucho. Simplemente, no sabía nada al respecto. Pero a partir de ese momento, y teniendo en cuenta muchas otras circunstancias, comencé a informarme en todo lo que tenía relación con el mundo inmobiliario y con todos los aspectos relacionados con el mismo.

Por poner un ejemplo, cuando adquirí mi vivienda, mi actual pareja y yo, ni nos conocíamos y, por consiguiente, la vivienda sólo estaba a mi nombre.

Esta situación no me parecía de lo más justo y decidí añadir propietario a escritura de vivienda porque, lo acaecido en mi familia, había puesto sobre la mesa lo que yo entendía que debía hacer.

Ante esta nueva situación, la pregunta que me hice fue la siguiente ¿debía añadirla a la escritura que ya estaba a mi nombre? ¿era ésa la mejor decisión? Unos me dijeron que sí y otros que no. Un amigo cercano me indicó que, dado mi profesión y los avales que yo firmaba con frecuencia para el funcionamiento normal de mi empresa, lo ideal sería poner el piso a nombre de mi mujer, cosa que he hecho por considerar que era una forma de garantizar la propiedad y dejarla al margen de los avatares profesionales.

Sin embargo, cuando me inicié en este mundo de la compra venta de viviendas y locales comerciales, me introduje, sin buscarlo, en un nuevo mundo de múltiples y variados aspectos que me hicieron reflexionar sobre otras circunstancias que se daban en mi entorno, en las que nunca había pensado, pero que ahora debía, y tenía, la obligación de conocer.

Y un ejemplo de ello era el hecho de que mis hermanos y yo estábamos pensando en vender una vivienda que nos habían dejado nuestros padres y que no estaba registrada. Inmediatamente la pregunta que me hice fue ¿se puede vender una casa sin estar registrada?

Simplemente, ni mis hermanos ni yo teníamos idea de si eso se podía hacer o no.

¿Qué hicimos al final? Pues lo lógico. Acudir a profesionales que nos asesoraran. El notario, claro, y una reputada agencia inmobiliaria que se encargara de todos los trámites para que la operación de nuestro inmueble estuviese con todos los requisitos necesarios para que la transmisión se efectuara con arreglo a la ley… y con todas las garantías.

 

 

Noticias relacionadas

Noticias más leídas del día

¿Qué está pasando en Arinaga, Gran Canaria?

¿Qué pasa con Marruecos?