ÚLTIMA HORA

¿Es ésta la razón por la que un incendio en las cumbres de Gran Canaria es imparable? (FOTOS)

La "pinocha", que se prohíbe recoger, es un combustible que hace que los incendios sean difíciles de contener.

Canarias Noticias - 20/08/2019

La "pinocha", restos secos de los pinos y que cubren todo el terreno en los bosques de pinos de la isla de Gran Canaria, puede ser la causa que, directamente, hace imparable la extinción de los incendios forestales que se producen en esas zonas.

Las fotos que acompañan este breve comentario hablan por sí solas.

Esta "pinocha" prende con una facilidad pasmosa y debiera ser retirada cada cierto tiempo para mantener limpia toda la zona, bajo los pinos, que puede ser susceptible de incendiarse.

Pero, ¿qué ocurre? Según nos comentan personas de las cumbres de Gran Canaria, antiguamente, miren las fotos que adjuntamos, los pastores de toda la zona y las personas que vivían por allí, limpiaban de "pinocha" el campo para utilizarla de varias maneras posibles.

Hoy en día, según nos comentan, está prohibida recoger la misma y de ahí el potencial peligro que eso implica.

¿Es cierto que está prohibido recoger la "pinocha"?. Si lo está, ¿cuál es la razón?

Si se prohíbe al común del ciudadano recogerla ¿por qué no la recoge la institución que tiene competencias sobre la misma, en este caso el Cabildo de Gran Canaria?.

En este último incendio que ha supuesto una enorme, por no decir gigantesca catástrofe medio ambiental para la isla de Gran Canaria, hemos podido oír a responsables de los cuerpos que han intervenido, y lo siguen haciendo, comentar que, como ocurre en el Pinar de Tamadaba, toda la zona presentaba un alto riesgo de propagación de incendios por estar acumulada allí, la "pinocha" y restos secos de vegetación que han servido para la propagación del incendio.

¿Hasta cuándo la desidia institucional?

Noticias relacionadas

Noticias más leídas del día

Los canarios, con miedo y hartos, a punto de...

Un ejemplo más de lo que está ocurriendo con los delincuentes que nos vienen de fuera (VÍDEO)